No quiero cuentos

Por: Gabriel J. Perea R. @elistmopty

Confieso que no soy tan añejo como algunos que sorprenden con historias donde fueron testigos de la vida nacional que mi memoria no logra encontrar, —lo que según ellos les otorga autoridad para señalar, perjurar y quién sabe, hasta enderezar un poquito lo torcido de la historia—, pero me considero observador acucioso de los detalles que para aquellos no son evidencias que indiquen que los guiones utilizados en el pasado serán reutilizados en el capítulo de los "enzapatilla'os".

Antes de comenzar, es necesario mencionar que el beneficio de la duda debe prevalecer y permitir al team de los enzapatilla'os con sus bonitas camisas blancas que comiencen a correr, porque para eso son las zapatillas, antes de que el pueblo los alcance exigiendo que cumplan las promesas y quién sabe cómo, entonces, saldrán del embolillamiento con la turba que se declarará loca y no entenderá razón alguna.

Y bien, se dice que no hay nada nuevo debajo del sol y en política menos, así que siempre será más de lo mismo, a pesar de cualquier verdadero cuento inventado de buena fe. Apoyándonos en eso, estamos observando detalles que nos hacen pensar que el guión de la distracción en los primeros meses y quizás años de administración del gobierno entrante será desempolvado.

Los descubrimientos y coberturas mediáticas de malos manejos, corrupción, oscuros negocios y cucarachas en gaveta del gobierno anterior que alguien quiera abrir para hacer show solo encubren la inoperancia inicial, falta de pericia e inexperiencia de los nuevos administradores. Eso consume tiempo preciado y distrae mejor que los culebrones televisados.

Sin embargo, lo que el pueblo espera es un verdadero cambio y nada de guiones desgastados, si se tiene que investigar que se investigue y punto, porque al final siguiendo las líneas de los políticos tradicionales nadie quedará preso, porque cuando sean reemplazados les pueden dar con la misma vara y cuidado que más duro.

Ya estamos escuchando que se detecta toda clase de irregularidades, principalmente con el presupuesto y con la Carrera Administrativa, que resulta tener más caballos de los que podían corren en la última carrera del gobierno saliente. No queremos pensar que esta sea la excusa para encontrar cómo emplanillar enzapatilla'os que esperan algo y que no trabajaron por amor a la patria en la campaña del supuesto cambio.

Si hay anomalías, que se corrijan sin espectáculos, porque eso no soluciona los verdaderos problemas a los que se les tiene que dar solución y para lo que fueron electos. Los puestos de confianza son los menos, así que por ahí tampoco resulta creíble el cuento. El que cumple se merece su trabajo, el que no tampoco lo lapidaremos, total ellos son víctimas del clientelismo político tradicional y no debemos repetir lo mismo.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios

Su opinión es importante, lo invitamos a comentar al final de la publicación y compartir en las redes sociales