Primera condena a Lavítola en caso vinculado a Panamá

Valter Lavítola fue condenado hoy, a tres años de prisión, por extorsionar a Impregilo a instancias del gobierno de Ricardo Martinelli.
Para los jueces, Lavítola fue el canal de las amenazas y presiones de Martinelli a la empresa italiana, para que costeara un hospital en Veraguas.

Victoria Isabel Cardiel C., NÁPOLES, Italia 11 dic 2014 - 11:12h

El Colegio Judicial de la Sexta Sección del tribunal de Nápoles, compuesto por las dos magistradas Alessandra Castaldi y Barbara Mendia, y presidido por Giovanna Cepalluni, ha condenado hace unos minutos a Valter Lavítola  a 3 años de prisión por intento de extorsión a la empresa Impregilo, a instancias del anterior Gobierno de Ricardo Martinelli.

El fiscal Vincenzo Piscitelli solicitó solo un año de prisión y 6200 dólares de multa para el único imputado, pero a Lavítola le han condenado a 3 años y al pago de 2 mil dólares de multa.

Tras dirimir de manera metódica y reflexiva durante 5 horas, en una sala contigua al aula 219 donde se celebraba el juicio, las jueces del tribunal colegial han resuelto que Lavítola es culpable de haber sido el canal de las amenazas y presiones vertidas por el expresidente Martinelli a la empresa italiana para que costeara la construcción del hospital pediátrico de Veraguas, valorado en unos 22 millones de dólares, a cambio de futuras licitaciones de obras públicas.

Esta condena se suma a los 11 meses de cárcel pactados entre fiscalía y la defensa de Lavítola por el cargo de corrupción internacional en Panamá, vinculada a este mismo hospital, prometido por el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en 2010, pacto este que tendrá que ser validado por un tribunal de Nápoles el próximo 18 de diciembre.

Además, Lavítola encara otros dos procesos que tienen que ver con Panamá en estos momentos. En el Tribunal de Roma está imputado, junto al exdirector comercial de Finmeccanica Paolo Pozzessere, por el presunto desvío de 25 millones de dólares en coimas en las adjudicaciones al conglomerado italiano. Este juicio está convocado para el martes de la semana que viene.

Lavítola también es objeto de una investigación en el Tribunal de Nápoles, por el desvío de 20 millones de dólares en la frustrada construcción de las cárceles modulares por parte de la Svemark y un sobrecoste de otros 26 millones. Se espera que los fiscales llamen a juicio en los próximos días.

Para conocer las motivaciones jurídicas que provocaron el veredicto de hoy contra Lavítola habrá que esperar de 30 a 90 días, pero dada la complejidad del caso, lo más probable es que se hagan públicas a mediados de marzo del año que viene.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios

Su opinión es importante, lo invitamos a comentar al final de la publicación y compartir en las redes sociales