Crucifijo comunista


La imagen dio la vuelta al mundo en pocos minutos. El presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó al papa Francisco una talla de Cristo con una peculiaridad: a modo de cruz estaban nada menos que una hoz y un martillo.
El "crucifijo comunista" .
"La cara del Papa lo dice todo. Evo se hace la burla de la religión regalando a Francisco un símbolo comunista con la imagen de Cristo crucificado", fue uno de los muchos mensajes que invadieron Facebook.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios