La sospechosa relación Martinelli-Odebrecht - elistmopty

ULTIMAS

Buscar en elistmopty

viernes, 24 de julio de 2015

La sospechosa relación Martinelli-Odebrecht

CABLES CONFIDENCIALES DE WIKILEAKS
La exembajadora de EU en Panam√° Barbara J. Stephenson estaba preocupada por la relaci√≥n entre el Gobierno y la empresa brasile√Īa.

En mayo de 2011,  Lula da Silva (centro) fue invitado por Odebrecht a la inauguraci√≥n de la cinta costera dos. Martinelli (izquierda) y Andr√© Rabello (derecha), de Odebrecht, acompa√Īan al expresidente brasile√Īo.
En mayo de 2011, Lula da Silva (centro) fue invitado por Odebrecht a la inauguraci√≥n de la cinta costera dos. Martinelli (izquierda) y Andr√© Rabello (derecha), de Odebrecht, acompa√Īan al expresidente brasile√Īo. LA PRENSA/Archivo


La Embajada de Estados Unidos en Panam√° alert√≥ al Departamento de Estado de un posible esc√°ndalo de financiaci√≥n irregular en la campa√Īa pol√≠tica del expresidente Ricardo Martinelli, que habr√≠a gestado la constructora brasile√Īa Constructora Norberto Odebrecht.

La entonces embajadora de Estados Unidos en Panam√°, Barbara J. Stephenson, advirti√≥ a Washington de la delicada situaci√≥n pol√≠tica del exjefe de Estado paname√Īo –cuatro meses despu√©s de que hubiera ganado las elecciones presidenciales– por las sospechas de corrupci√≥n.
La diplom√°tica explic√≥ en ese entonces en un correo, fechado en octubre de 2009, que Martinelli fue objeto de duros reproches cuando Odebrecht se hizo con el contrato –producto de una adenda– de la construcci√≥n de la cinta costera fase dos, en agosto de 2009, por valor de 60 millones de d√≥lares “sin licitaci√≥n”.

“El jefe de la campa√Īa pol√≠tica de Martinelli, que ahora es ministro de la Presidencia, [Demetrio] Jimmy Papadimitriu, dijo a Emboff [siglas en ingl√©s para “Oficial de la Embajada”] que estaba a punto de revelarse informaci√≥n, seg√ļn la cual Martinelli hab√≠a recibido una gran contribuci√≥n [econ√≥mica] de la empresa brasile√Īa Odebrecht, compa√Ī√≠a que estaba conduciendo varias grandes obras de infraestructuras p√ļblicas en Panam√°”.

UN GRAN ERROR
Justamente, a√Īade el cable confidencial revelado por Wikileaks, el gobierno de Martinelli hab√≠a sufrido duras cr√≠ticas recientemente, luego de que Odebrecht gan√≥ un contrato, sin licitaci√≥n p√ļblica, valorado en 60 millones de d√≥lares, para la construcci√≥n de una carretera”, refiri√©ndose a la segunda etapa de la cinta costera, esa que, en 2011, Martinelli inaugur√≥ con la presencia del expresidente brasile√Īo Luiz In√°cio Lula da Silva, quien –como ya se sabe– es hoy objeto de una investigaci√≥n en su pa√≠s por presunto tr√°fico de influencias a favor de Odebrecht.

En ese cable, la embajadora Stephenson detall√≥ finalmente que Papadimitriu dijo a la Embajada que “el dinero de Odebrecht [a la campa√Īa pol√≠tica de Martinelli] hab√≠a sido accidentalmente mezclado por la abogada de Martinelli, Alma Cort√©s, en las cuentas pertenecientes a [David] Murcia”.

Como se recordar√°, Murcia Guzm√°n es un colombiano, preso hoy en Estados Unidos, condenado a 9 a√Īos de presi√≥n por fraude, y a 30 a√Īos de c√°rcel en Colombia.

Sus contribuciones económicas habrían alcanzado, incluso, al entonces candidato a la Alcaldía de Panamá por el PRD, Roberto Bobby Velásquez, noticia esta que causó un gran escándalo que dio al traste sus aspiraciones políticas.

CONTRIBUCIONES
En este sentido, en otro telegrama, la diplom√°tica estadounidense denunci√≥ que la candidata del PRD en la campa√Īa presidencial de 2009, Balbina Herrera, acus√≥ a Martinelli de haber recibido unos 800 mil d√≥lares de parte de Murcia Guzm√°n.
La diplomacia norteamericana vigil√≥ los negocios de Odebrecht en el extranjero, as√≠ como su relaci√≥n con los gobiernos de los pa√≠ses donde la empresa brasile√Īa estaba construyendo obras p√ļblicas, por sospecha de corrupci√≥n.

M√ĀS REVELACIONES
Seg√ļn los telegramas confidenciales que han sido publicados por Wikileaks, la Embajada de Estados Unidos en Quito, Ecuador, alert√≥ al Departamento de Estado norteamericano, en octubre de 2008, de la posible corrupci√≥n en el contrato entre el gobierno del presidente Rafael Correa con la empresa Odebrecht, en la construcci√≥n del proyecto de riego Carrizal-Chone, en Manab√≠.

La relaci√≥n entre la empresa Odebrecht, el expresidente de Brasil Lula da Silva y el Gobierno de Venezuela tambi√©n fue escudri√Īada por Estados Unidos. 

En otro telegrama enviado por la embajada norteamericana en Caracas, en 2006, se explica c√≥mo el apoyo de Lula da Silva a la campa√Īa de reelecci√≥n del entonces presidente Hugo Ch√°vez “podr√≠a parecer un paso diplom√°tico errado, pero realmente es un buen negocio”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tambi√©n le puede interesar…

Sígueme por Email