Mascarillas caseras y naturales para el cutis


Muchas mujeres desean lucir, en estas celebraciones, una piel hermosa, joven y sana.

Para ello, compran productos de belleza, en ocasiones, excesivamente caros sin saber que en su casa, especialmente en la cocina, pueden encontrar la solución para tener un cutis envidiable.

Existen diferentes mascarillas caseras que pueden ser elaborarse con frutas y verduras que no sólo realzan la belleza sino hasta nutren e hidratan la piel.

Mascarillas para piel seca
Este tipo de cutis tiene una textura muy fina y poros pequeños con tendencia a provocar una sensación de tirantez especialmente después de lavar el rostro.
Mascarilla de aguacate. Cortar un aguacate, extraer la pulpa y aplastarla hasta conseguir una masa cremosa.  Agregar unas gotas de aceite de oliva virgen. Aplicar sobre el rostro y cuello directamente. Dejar actuar durante 30 minutos y pasado ese tiempo, eliminar con agua tibia.

Mascarilla de yogur y miel. 
Mezclar en un recipiente pequeño tres cucharadas de yogur natural, una yema de huevo y media cucharadita de miel. Mezclar hasta formar una masa consistente y  extender sobre la piel de la cara, cuello y hombros. Dejar actuar durante 30 minutos y después retirar la mascarilla con abundante agua tibia.

Máscara de espinaca
Remojar unas hojas de espinaca en leche entera que esté hirviendo. Cuando esta preparación esté tibia, envolverla en una gasa y aplicar sobre el rostro.

Mascarilla hidratante de huevo y miel. 
Mezclar media cucharadita de miel y la yema de un huevo, hasta formar una masa. Aplicarla sobre la piel de la cara, cuello y hombros y dejar actuar durante 20 minutos. Retirar con abundante agua tibia.

Mascarillas para piel grasa
Este tipo de cutis tiene un aspecto brillante y graso aunque esté recién lavada. Es muy propensa a tener poros dilatados, puntos negros y acné.
Mascarilla de avena. Cocer tres cucharadas de harina integral de avena. Filtrar el líquido resultante y poner sobre el rostro.  Esperar media hora antes de eliminar con agua tibia.

Mascarilla de levadura de cerveza. 
Mezclar dos cucharaditas de levadura en polvo con un poco de agua caliente hasta obtener una pasta y luego mezclar con un huevo entero.

Mascarilla de tomate.  
Aplicar varias rodajas de un tomate mediano sobre el rostro.  Dejar puesto por 15 minutos.  Retirar con agua fresca.

Mascarilla de fresas.  
Aplastar con un tenedor 7 fresas maduras hasta obtener una masa consistente y luego añadir 1 clara de huevo batida.Mezclar todo y colocar sobre el rostro. Retirar, mediante un algodón empapado con agua tibia y luego fría, la mascarilla cuando ya esté seca.

Mascarilla de bicarbonato de sodio y limón
 (para rostros muy grasosos y con acné) Mezclar 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1/2 cucharadita de ralladura de limón, 3 cucharadas de agua y 3 gotas de aceite esencial de bergamota. Aplicar con la mano en las zonas grasas del rostro. Retirar con agua

Mascarilla de naranja y limón 
Hacer un zumo con una zanahoria, una naranja y un limón; luego licuar con un yogur natural. Aplicar sobre el rostro durante unos 10 o 15 minutos. Remover con agua tibia.

Mascarilla de manzana y pepino 
Mezclar medio pepino, media manzana roja,  una clara de huevo y un chorrito de limón. Triturar y dejar enfriar. Aplicar en el rostro y cuello,  dejándola actuar durante aproximadamente 20 minutos. Retirar con abundante agua tibia.

Mascarillas para piel grasa
Este tipo de cutis tiene un aspecto brillante y graso aunque esté recién lavada. Es muy propensa a tener poros dilatados, puntos negros y acné.
Mascarilla de avena. Cocer tres cucharadas de harina integral de avena. Filtrar el líquido resultante y poner sobre el rostro.  Esperar media hora antes de eliminar con agua tibia.

Mascarilla de levadura de cerveza. 
Mezclar dos cucharaditas de levadura en polvo con un poco de agua caliente hasta obtener una pasta y luego mezclar con un huevo entero.

Mascarilla de tomate.  
Aplicar varias rodajas de un tomate mediano sobre el rostro.  Dejar puesto por 15 minutos.  Retirar con agua fresca.

Mascarilla de fresas.  
Aplastar con un tenedor 7 fresas maduras hasta obtener una masa consistente y luego añadir 1 clara de huevo batida.Mezclar todo y colocar sobre el rostro. Retirar, mediante un algodón empapadocon agua tibia y luego fría, la mascarilla cuando ya esté seca.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios