Eyaculación Precoz


Es la eyaculación incontrolada,  que se  produce antes de lo deseado por la persona o la pareja, durante las relaciones sexuales, puede presentarse antes o poco después de la penetración sexual, tras  una estimulación sexual mínima. La eyaculación precoz representa un problema  sexual muy común.
Generalmente se considera como normal, un  tiempo promedio desde el inicio de relaciones sexuales a la eyaculación de aproximadamente unos cinco minutos.

Clasificación de la eyaculación precoz
Según la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, la eyaculación precoz puede clasificarse en:

La eyaculación precoz primaria o de toda la vida: Es la  eyaculación que siempre o casi siempre se produce dentro de un minuto de la penetración vaginal y en donde la persona tiene incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones vaginales.

La eyaculación precoz  secundaria: Es la que se desarrolla después de haber tenido relaciones sexuales anteriores satisfactorias sin problemas eyaculatorios.

Síntomas de la eyaculación Precoz
El signo principal de la eyaculación precoz es la eyaculación que se produce antes de que la persona y/o su pareja lo deseen, lo que puede causar estrés y ansiedad lo que a su vez exacerbaría el problema. Puede presentarse incluso en la masturbación.

Causas de la eyaculación precoz
La causa exacta de la eyaculación precoz es desconocida, pero se considera que podría tratarse de una combinación de factores psicológicos y biológicos.

Factores  Psicológicos:
Las primeras experiencias sexuales: Situaciones  en las  que la persona apresurado a alcanzar el clímax para evitar ser descubierto, sentimientos de culpa, personas con disfunción eréctil que están ansiosos por obtener o mantener la erección pueden formar un patrón de prisa para eyacular, lo cual puede ser difícil de cambiar, los problemas de ansiedad por el  rendimiento sexual, los problemas personales con la pareja.

Factores Biológicos:
Los niveles anormales de hormonas, de neurotransmisores, alteraciones en el reflejo de la eyaculación, alteraciones tiroideas, infecciones o inflamación en la próstata y/o la uretra, problemas hereditarios, por alguna lesión quirúrgica o cuando se retiran ciertas medicinas para el tratamiento de la salud mental.

Factores de Riesgo

La disfunción eréctil: Se aumenta el riesgo de eyaculación precoz  cuando se tienen problemas para conseguir o mantener una erección, por  el miedo consciente o inconscientemente de perder la erección

Los problemas de salud: las preocupaciones de presentar un problema durante la relación podrían hacer que la persona presente una eyaculación precoz (sobre todo en los casos de cardiopatías)

El estrés: Se ha observado que las personas bajo estrés ya sea físico o mental tienen mayor riesgo de desarrollar eyaculación precoz.

Algunos medicamentos psicotrópicos: Podrían aumentar el riesgo de eyaculación precoz.

Complicaciones de la eyaculación precoz
Problemas en la relación de pareja: Usualmente suele causar estrés en las relaciones de parejas.Problemas de fertilidad masculina: La eyaculación precoz en ocasiones puede hacer difícil o imposible la fertilización en las parejas que están tratando de quedar embarazadas.

Diagnostico

La historia médica: Se interrogará sobre los antecedentes personales y familiares además se detallará la vida sexual personal y en  pareja y se practicará un examen físico general.

Exámenes complementarios: Los niveles sanguíneos de testosterona suelen solicitarse cuando se presenta conjuntamente con problemas en la erección y la libido.

Interconsultas: Con un urólogo especializado en  disfunción sexual o con un psicólogo 

Tratamiento de la eyaculación precoz

La terapia sexual
La  masturbación: Se podría indicar realizarla una o dos horas antes del coito, con la finalidad de retrasar la eyaculación durante el acto sexual.Juegos sexuales en lugar del coito,  lo que tratara de mejorar la  presión que estaría generando la relación sexual.La técnica del apretón: El  médico dará instrucciones a la pareja  para este procedimiento, el cual implica:Iniciar la actividad sexual, incluyendo la estimulación del pene, hasta que se sienta que se está  casi listo para eyacular.

En ese momento la pareja apretará  el pene justo en el punto en donde el glande se une al eje del pene, de manera sostenida y sin movimiento, por unos segundos hasta que se pase la necesidad de eyacular.Luego se esperarán  unos 30 segundos, para reiniciar el juego sexual y al volver  a sentir que se  está  a punto de eyacular, se repite el procedimiento anterior, lo que se haría tantas veces como sea posible. 

Esto está dirigido a que la persona logre aprender a penetrar a la pareja sin eyacular, hasta alcanzar un punto en donde no se requiera esta técnica para alcanzar el objetivo.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Puede interesarte