La Salud del Hígado



El hígado es un órgano de color marrón rojizo oscuro, que pesa alrededor de 3 libras (1,5 kg) y tiene múltiples funciones.

Está  ubicado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal (hipocondrio derecho), debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. 

El hígado consta de dos lóbulos principales formados por miles de lobulillos. Los lobulillos son de forma hexagonal y están conformados por columnas de células hepáticas (hepatocitos) que se  disponen radialmente y rodean a la vena centrolobulillar. 

Están rodeadas por canalículos, hacia los que se vierte la bilis que segregan los hepatocitos. Estos canalículos se unen para formar conductos cada vez más grandes, que terminan en el conducto hepático. El conducto hepático y el conducto cístico, procedente de la vesícula biliar, forman el conducto común de la bilis, que descarga su contenido en el duodeno. Usualmente el conducto pancreático se une al conducto común de la bilis antes de penetrar en el intestino.

Circulación hepática
Recibe su irrigación sanguínea de dos sitios:

Arteria hepática: rama de la aorta descendente. Es la arteria que lleva la sangre oxigenada al hígado

Vena porta: transporta sangre rica en nutrientes, que proviene desde el estómago y los intestinos

Estos vasos sanguíneos penetran el tejido hepático y se dividen hasta formar diminutos capilares.


La vena hepática recibe la sangre que abandona el hígado, la cual es recogida por las venas hepáticas para ser vertida en la vena hepática, que drena su contenido en la vena cava inferior. 


Funciones del hígado
El hígado regula la mayoría de las sustancias químicas de la sangre, además, produce y excreta bilis. La bilis ayuda a degradar las grasas, preparándolas para continuar su digestión y absorción. Toda la sangre que sale del estómago y los intestinos pasa a través del hígado. El hígado procesa esta sangre y degrada o transforma  los nutrientes y  las drogas en formas más fáciles de usar para el resto del cuerpo. Se conocen muchas funciones del hígado, las que se consideran vitales. 

Algunas de sus funciones:

Producción de bilis: ayuda a eliminar los desechos y a descomponer las grasas en el intestino delgado durante la digestión

Síntesis de proteínas: produce albuminas y algunas proteínas que son esenciales para la coagulación normal de la sangre (protrombina y fibrinógeno)

Síntesis de colesterol y de las proteínas transportadoras de los lípidos en el cuerpo

Glucogénesis: transformación del exceso de glucosa en glucógeno de almacenamiento (glucógeno que luego puede ser convertido nuevamente en glucosa para la obtención de energía -glucogenolisis-)

Interviene en la síntesis de la hemoglobina: el hígado almacena el hierro, el cual resulta necesario en el proceso de la síntesis de la hemoglobina

Transforma el amoníaco tóxico en urea: y luego la elimina en la orina (la urea es uno de los productos finales del metabolismo proteico)

Interviene en la depuración de drogas y otras sustancias tóxicas presentes en la sangre: el hígado degrada sustancias nocivas que se excretan hacia la bilis o la sangre. Los subproductos biliares entran en el intestino y finalmente son eliminados del cuerpo en forma de heces. Los subproductos sanguíneos son filtrados por los riñones y son eliminados del cuerpo en forma de orina

Resiste las infecciones: lo hace mediante la producción de factores de inmunidad y la eliminación de bacterias del torrente sanguíneo

Almacena glucógeno, lípidos, hierro, cobre y algunas vitaminas

Extrae el nitrógeno de los aminoácidos digeridos

El hígado puede utilizar el nitrógeno: lo hace en la síntesis de  proteínas a partir de los hidratos de carbono o de los lípidos

Produce carbohidratos a partir de lípidos o de proteínas: el hígado también forma lípidos a partir de hidratos de carbono o de proteínas.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios