Populismo y Tradición — Reflexiones de la realidad panameña.


Creo que el populismo viene desde muchos años atrás. Es la táctica de los políticos, inspirada desde la Antigua Roma, cuando en medio de las luchas de Gladiadores (duraban hasta 70 días) se repartía hogazas de Pan al pueblo ubicado en las graderías, y garrafones de vino afín de alegrarles entre cada presentación de luchas entre el hombre y las bestias. De ahí nacen los actos populistas.

Durante el periodo del proceso revolucionario, Omar Torrijos cayó en dichas redes impulsado quizás por darle apoyo a las capas sociales más bajas, pero con la particularidad que los desempleados les ofreció el Plan de Emergencia, la Digedecom, el Décimo Tercer Mes, venta de Ferias Libres del IMA, lo que aumentó el gasto público enorme. Ahora en está Era Post gobierno militar, los civiles empeoraron las acciones populistas con fines políticos con la implementación de la Venta de Arroz Compita, Becas Universales, el Programa 120 a los 65, Programa Ángel Guardián, Programa de las Redes de Oportunidades, Programa de Ventas de Canastas de Alimentos Navideños, Subsidios al Gas, Luz, Gasolina, Agua, Metro Bus, líneas Ferroviarias Urbanas  (Metro de Panamá), Subidos a los Inversionistas inmobiliarios y comerciales, en fin todos estos programas han fomentado el populismo fortaleciendo la posición de un Estado Tercer Mundista con pocas opciones de mejorar la Salud, Educación, Empleos, Agropecuario, Seguridad, Desarrollo Turístico e Industrial, y en Obras Públicas y Vialidad al igual que el Transporte.

La influencia Norteamericana del Jamón y el Pavo, creó una tendencia al consumismo desmedido, amén de las viejas campañas publicitarias que marean al pueblo, creando las exigencias de que el Gobierno Nacional, contribuya al fomento de la venta (artículos sin control de calidad) de productos alimenticios de alto consumo en Navidad.

Un país que produce Guandú tiene que estar al vaivén de la especulación de precios todos los años, con los mismos argumentos para fijar los precios al alza, con el fin de favorecer la importación de los mismos productos desde el extranjero.

Somos una Sociedad que considera que diciembre debe ser un mes de malgasto de los ingresos familiares, sólo para estar a la moda del consumo de alimentos y artículos adquiridos sin ser una real necesidad en el hogar. En enero vendrán los lamentos para los gastos escolares previo a la Celebración Carnavalesca, considerada la fiesta que más toma en serio la mayoría de los panameños. Así es nuestra realidad. ....

Nuestra Sociedad debe evolucionar hacia un nuevo modelo de Desarrollo que motiven a la productividad valorando a los actores que contribuyen a elevar nuestro producto interno bruto, con una mejor calidad de educación, salud empleo, salarios, desarrollar el agro y la industrias, que fortalezcan nuestras aspiraciones hacia un segundo mundo como país y nación.

Ya el modelo de Gestión Gubernamental está Agotado. Sólo mirar los patinazos en materia de Justicia, nos exponen en la Vitrina de los Países sin equidad. Es pues el estilo de gobernanza que nos ahoga rápidamente.

Las Naciones evolucionan. Veamos el caso de Japón de la Post Guerra Mundial, como evoluciona después de estar su economía maltrecha a convertirse en una potencia mundial en desarrollo. Mi abuela siempre me decía " Mijito siempre imite las cosas buenas y luego trate de superarlas ", concepto filosófico de nuestros abuelos que parecen ser olvidados. No seamos "HOMBRE MASA " incapaces de gestar nuevas acciones para desarrollar nuestra nación, desde el hogar, la comunidad, el distrito, la provincia, el país. Que cada día sea el reto para ser una mejor nación con la ayuda del Todopoderoso hoy mañana y siempre.

Así nacen las REVOLUCIONES, por eso no crítico las revoluciones cubanas, francesas, La Rusa, La Mejicana, todas nacen del desgreño administrativo de los Gobiernos llamados Democráticos que no son otra cosa que la máscara que usan los empresarios al servicio del CAPITALISMO SALVAJE para masacrar las economías de los países en cuyos nacionales luchan por sobrevivir, en medio de desventuras y miserias.

Luis J. Ceballos M.
Historiador

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios