Los constructores (Cuento) - elistmopty

Breaking

Buscar

Ciudad de Panamá




Print Friendly and PDF

Friday, 6 July 2018

Los constructores (Cuento)


Don Benito era un viejo constructor que trabajaba para una empresa que hacía casas.

Estaba muy cansado de trabajar y había decidido jubilarse, entonces busco al dueño de la empresa, don Luciano, para contarle lo que había decidido.

—quiero vivir más tranquilo con mi familia y disfrutar un poco de la tranquilidad del hogar —dijo Don Benito.

—ya tengo un nieto y me gustaría dedicare tiempo. Va a ser un poco difícil tener que vivir sin salario que gano en la empresa, pero creo que me la puedo arreglar.

—Para mí es una lástima que usted deje de trabajar con nosotros don Luciano; usted ha sido un buen trabajador. Pero antes que se valla le voy a pedir un favor personal. Construya una última casa.

A don Benito no le gusto la propuesta de su patrón, porque ya se había hecho la idea de dejar de trabajar. Pero de todas maneras acepto construir la última casa, aunque esos significasen trabajar durante cuatro meses más.

Pero esta ultima construcción que hizo no le puso el entusiasmo que le había puesto a los otros trabajos anteriores. Contrato malos albañiles, no uso buenos materiales y no se preocupo mucho por los detalles y acabados. Fue una mala manera de terminar su larga carrera de constructor.

Cuando termino su trabajo, el patrón llego a ver la casa. Sin inspeccionarla mucho, saco unas llaves de su bolsa y se las entregó al constructor.

—Esta casa es suya. le dijo don Luciano

—es mi regalo de agradecimiento por sus años de trabajo con nosotros.

Don Benito se arrepintió de no haberle prestado suficiente atención a la construcción. Pensó: “si hubiera sabido que esta casa era para mi la hubiera construido con mucho más interés”. Lo mismo nos pasa a todos.

Construimos nuestra vida, día a tras día y a veces no le ponemos atención a lo que estamos construyendo.

No ponemos lo mejor de nosotros en la construcción.  y puede pasar que un día, de golpe, nos demos cuenta de que tenemos que vivir en la casa que hemos construido. Si pudiéramos empezar otra ve, lo haríamos diferente. Pero ya no hay forma de volver atrás. Somos los constructores y cada día clavamos un clavo, colocamos una ventana o levantamos una pared. Lo que hacemos cada día y las decocciones que tomamos van haciendo nuestra vida.
Comentarios en: o

No comments:

Post a Comment

También le puede interesar…