Lecciones para el futuro



Nadie aprende en cabeza ajena. Decían nuestros abuelos, pero en aquellos tiempos cuando teníamos la dicha de poderlos escuchar no les hacíamos el menor caso, por ahí mismo donde llegaba el mensaje por ahí misma desaparecida.
Pero en algún momento en el transcurrir de la vida nos hemos dado cuenta de que aquel mensaje de nuestros abuelos era valioso. Tarde aprendimos que algunas cosas solo se aprenden cuando la experiencia se produce en primera persona.
Ahora estamos en tiempo de pandemia, cuarentena, despidos, falta de recursos, con la tormenta en el horizonte solo esperando que se disipe para caer en una película en la cual nadie nos preguntó si queríamos participar. 
Será inevitable lo que ocurrirá en el futuro próximo o inmediato. Será el futuro donde sobrevivir como el personaje soy leyenda será una realidad. Cuando se enfrente a los despiadados los cobradores, los bancos, las deudas, los cortes de servicio y el desempleo.
Será el momento de recapacitar y darnos cuenta porque no hicimos las cosas bien votando por aquellos que en estos momentos realmente podrían servir como el escudo para sobrevivir. 
Ahora nos tocara vivir en primera persona el actuar de personajes electos que nos dejarán totalmente indefensos sin hacer nada o fingir que actúan cuando en realidad solo velan por sus intereses o por los de aquellos a quienes le deben algo.  
¿Por qué no escuchamos? ¿Por qué tomamos las cosas a la liguera como si el problema es de otros? ¿Por qué votamos por cualquier embaucador? Ahora nos toca vivir las consecuencias de nuestra indiferencia cuando ni siquiera pueden formular leyes para protegernos. Son lecciones que aprenderemos para no olvidar. 

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios

Su opinión es importante, lo invitamos a comentar al final de la publicación y compartir en las redes sociales