Historia de la Radiodifusión Nacional

 

                           

Cómo inicio la radio en Panamá.

Gabriel Murillo Torres


“Mi afán y el de mis compañeros no era el hacernos ricos con la radio comercial en Panamá, sino el de que nuestro país tuviera sus propias emisoras radiales”, manifestó don Fernando Joly, uno de los cuatro zapadores de la radio panameña en una de las últimas entrevistas que concedió antes de su fallecimiento. Joly, junto con Félix Álvarez; Emérito Núñez y Enrique Paniza, en el año 1933, a pesar de las protestas del gobierno norteamericano, fundaron en Panamá la primera emisora que se llamó Radio Experimental, que entonces estaba ubicada en la calle que llevaba el nombre de Calle Balboa y ahora se conoce como Calle Veraguas.


Dicha emisora fue inaugurada por el entonces presidente de la República don Florencio Harmodio Arosemena

(q.e.p.d.)

 



La emisora fundada por los cuatro señores ya mencionados llevaba las siglas que les había asignado el entonces jefe de Correos y Telégrafos de Panamá, George Prescott, y se hizo en forma experimental. Como estaba ubicada en una casa construida a base de madera y sus instalaciones no eran fijas, cuando se pisaba muy fuerte, los resortes y alambres del transmisor se movían, y de allí que el público en general la bautizó con el nombre de Radio Tembleque.


Nace una idea.


En el año 1931, buscaron a Fernando Joly para que instalara unos transmisores de la Tropical Radio que tenía sus oficinas al lado de donde antes quedaba la antigua estación de ferrocarril en la Plaza Cinco de Mayo. Como en esos tiempos los únicos que tenían emisoras en Panamá eran los norteamericanos y que las mismas operaban en la Zona del Canal, ellos creyeron que los panameños no tenían noción sobre el particular, y le ordenaron que abrieran las cajas y sacaran su contenido. Cuál no sería la sorpresa del gerente de la Tropical Radio que entonces era subsidiaria de la United Fruit Company, cuando se enteró que el transmisor de medio kilo estaba armado. Al indagar se pudo percatar que Joly era quien lo había armado con varios ayudantes. Allí nació la idea de instalar la primera emisora panameña.


Idea en práctica.


radio4


De allí en adelante se pusieron a trabajar juntos Fernando Joly, Félix Álvarez (q.e.p.d.), Emérito Núñez y Enrique Paniza en la idea de fundar la primera emisora de radio netamente panameña. Primero recelosos, hicieron varias consultas a Jaime Jácome padre, quien entonces era uno de los gerentes de la United Fruit Company, y éste les hizo saber que él no creía que había ningún inconveniente, ya que no había ley que lo prohibiera, pero que iba a hacer las consultas al doctor Harmodio Arias M., asesor legal de la compañía. Luego de una opinión del doctor Arias, los pioneros de la radio panameña pusieron manos a la obra, y en el año de 1933 salieron por primera vez al aire.


Una vez salió al aire la primera emisora panameña, el gobierno de los Estados Unidos alzó su voz de protesta contra la misma ante los personeros del gobierno de Panamá, y éstos sin ninguna dilación, por intermedio del Ministro de Gobierno y Justicia de esa época, doctor Galileo Solís, procedieron a cerrar la misma, ya que los norteamericanos se decían los dueños de las frecuencias radiales de la República de Panamá. Pero los pioneros de la radio panameña siguieron operando su emisora en forma clandestina, cosa que provocó que la policía entonces bajo el mando de Aurelio Guardia los cerrara a la fuerza, cosa que causó una ola de protestas de parte de la ciudadanía en general, ya que consideraban que la medida tomada por el gobierno nacional era arbitraria.


Ironía del destino.


Como ironía del destino, la emisora que enviara a clausurar el Ministro de Gobierno y Justicia, Galileo Solís, estando cerrada prestó un gran servicio en tratar de salvarle la vida. Por esos tiempos, el doctor Solís fue en un viaje en una avioneta piloteada por Chichaco, y la misma arborizó por los lados de la provincia de Darién. Como no se sabía de su paradero, los pioneros de la radio decidieron abrir a toda costa para dar la voz de alarma con el fin de que se localizara al ministro Solís y al piloto Chichaco.


Autorización.


Luego de este incidente, la Asamblea Nacional de Panamá, que entonces sesionaba en la planta baja del edificio del Ministerio de Gobierno y Justicia, se ocupó de legislar sobre las leyes que regirían el funcionamiento de la radio comercial en el territorio panameño, y comenzaron a proliferara las mismas, siendo la primera después de Radio Experimental o Radio Tembleque, La Voz de Panamá, de propiedad de Manuel Díaz Doca. Luego siguieron muchas más.


Proliferación de emisoras.


Luego de esa primera aventura, Fernando Jolly diseñó el transmisor de la radio H.O.Q., fundó Ondas del


Canajagua de la que fue socio con Friago Villarreal. También fue socio de la Voz del Caribe en Colón con Johnny Anderson, e hizo una emisora, la DCJ para Rubén Navarro y un señor Alvarado en la provincia de Chiriquí. Dándose cuenta de que la ciudad de Chitré necesitaba una emisora, fundó Radio Provincias.


radioold


Fotografía donde aparecen los 4 zapadores de la radiodifusión con Pantaleón Henríquez Bernal, Jorge Carrasco y Víctor Martínez Blanco quienes formaban parte del Comité Organizador de los actos de los 25 años de la primera radio panameña.


Pasaron muchos años, la radiodifusión se volvió un derecho panameño y los primeros hombres en atreverse a ir contra las costumbres de la época y crear la primera emisora sin dependencia de los norteamericanos, fueron objeto de múltiples reconocimientos.


MANUAL DEL RADIOAFICIONADO
INTRODUCCIÓN


Una de las condiciones fundamentales para la prosperidad de la radioafición de nuestro país es que todos los radioaficionados panameños contemos con un compendio que explique de forma concisa y sencilla la materia que envuelve la actividad de la radioafición y que además sirva de prólogo para cualquier profundización que quisiéramos hacer sobre alguno de los distintos temas que se contemplan en este manual.


Pero, quizás lo más apremiante hoy día es que aquellos que aspiran a ser nuestros colegas cuenten con un texto para estudiar la materia del examen que tienen que aprobar a fin de obtener su licencia de radioaficionado, y que luego de haber obtenido la licencia lo conserven como un permanente consejero La radioafición en Panamá

A partir de nuestra independencia en 1903 los intereses de los Estados Unidos de América impidieron la existencia un servicio de radioaficionados propio de los panameños y legalmente reconocido. El doctor Alonso Roy, destacado médico e historiador panameño, quien se dedicó con esmero a redactar algunas notas acerca de la historia de nuestro país recopiladas en una extraordinaria colección que denominó Escritos Históricos de Panamá, bajo el título de Primeras Radiodifusoras, expuso que: “Desde los albores de nuestra independencia, el control de las ondas hertzianas en Panamá, lo ejercía el gobierno americano a través de las autoridades de la Zona del Canal.”. Y, es que de conformidad con el tratado Hay-Bunau-Varilla la República de Panamá estaba obligada a facilitarle a los Estados Unidos de América todos los medios necesarios y convenientes para la conservación, protección y defensa del canal construido a través del Istmo y la poderosa nación americana consideró indispensable para ese efecto asumir el control de las estaciones telegráficas inalámbricas, fijas y móviles en todo el territorio y aguas de la República de Panamá. Por ello, mediante el Decreto No. 130 del 29 de agosto de 1914, el Gobierno de Panamá tuvo que conceder la autorización a los Estados Unidos de América para el control de la comunicación radiotelegráfica y disponer que “desde esta fecha las estaciones radiotelegráficas, fijas y móviles, y todo lo relativo a las comunicaciones inalámbricas en territorio y aguas panameñas estarán bajo el control permanente y completo de los Estados Unidos de América y para afianzar ese fin dicho gobierno tomará las medidas que crea necesarias.


La Zona del Canal de Panamá


Mientras la radioafición estaba vedada para los panameños, en la Zona del Canal de Panamá, territorio nuestro, operaban de forma regular estaciones de radioaficionados norteamericanas las cuales al principio se identificaban con los prefijos K5, NY1 y NY2, los cuales eran los asignados por los Estados Unidos de América para las estaciones ubicadas en la Zona del Canal. Esas estaciones utilizaron dichos prefijos hasta 1940 cuando se inició la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente al conflicto utilizaron el prefijo KZ5. 


El territorio de la Zona del Canal de Panamá formó parte de la lista del DXCC como entidad independiente desde el 15 de enero de 1945 hasta el 1 de octubre de 1979.


A pesar del control ejercido por los Estados Unidos de América en todo lo referente a las radiocomunicaciones en el territorio panameño, la potencia extranjera nunca pudo evitar el solapado pero afanosa experimentación con la radio que llevaron a cabo algunos de nuestros compatriotas. Sin embargo, veinte años después de nuestra independencia aún no se conocía ningún operador radioaficionado panameño y la comunidad internacional se negaba a reconocerle a la República de Panamá el derecho a tener un prefijo de llamada para identificar una estación de radio de nuestro país.


PRIMERA EMISORA DEL INTERIOR


El verdadero inicio de estas primeras experiencias empezó en el clandestinaje (1931-1933). Se proyecto la actividad radiofónica a la Ciudad de Colón (CPR) y se escuchó por primera vez el 24 de julio de 1935. Luego llego al interior del país “La Voz de Aguadulce” en 1937 con frecuencia de onda corta y letras de llamada H.P.5.I. Ubicada en casa de la familia de don Joaquín Méndez Pereira (frente al parque 19 de octubre).


Como antecedentes de los inicios de los medios de comunicación social radiofónicos en Panamá, tenemos que para el año 1911 ya operaba en la compañía bananera “United Fruit Company”, de Bocas del Toro, un equipo de radio y cable para uso privado y comercial de la empresa.


De estas primeras experiencias de radio realizadas en el clandestinaje, motivadas por el riguroso control que ejercía el gobierno de turno, tenemos las primeras estaciones de radio orientadas hacia el logro de nuestras naciones nacionalistas.


La ley 12 de 3 de octubre de 1934, se regulo sobre los fines y el control del medio, se estableció que, para fomentar el desarrollo económico y cultural del país, el gobierno deba licenciar a todas las estaciones radiodifusoras que desearan establecerse en el país. En 1952, surge el decreto N°1056 del 8 de abril sobre locutores y comentaristas radiales, donde cada locutor o comentarista debía realizar y aprobar exámenes escritos y orales, además de tener una voz apropiada, dicción perfecta, capacidad de improvisación, cultura general, pronunciación correcta, apellidos y rectitud comprobada.


La primera licencia a favor de una estación radiodifusora se confirió mediante la Resolución No. 313 de 22 de diciembre de 1934 a favor de la empresa Radio Panamá, S.A. para operar la estación HP5B “Radiodifusora Miramar”, propiedad de D. Guillermo Endara Paniza y solo un par de meses después, mediante Resolución No. 34 de 1 de febrero de 1935, se confirió la segunda licencia, aunque provisional por seis meses, a favor de la sociedad Compañía de Servicio Público de Radio, S. A. de los señores Manuel Díaz Doce y Ramón A. Gordils para operar la estación HP5J “La voz de Panamá”. A “Radio Experimental Tembleque” nunca se le extendió licencia ni letras de operación.


Los primeros en radio  y televisión Antonio Diaz Radio Provincia y Radio Reforma, en Chitré y Canajagua Estéreo son las emisoras más antiguas del interior.


A pesar de los años transcurridos, siguen las polémicas sobre los auténticos pioneros de la radiodifusión nacional. Sobre la marcha, vamos a aportar algunos datos sobre los primeros en incursionar en radio y televisión. 


  • Primera emisora panameña: Radio Experimental Tembleque, HPJ5.
  • Primer sistema de difusión: Servicio público de Radio (La Voz de Panamá).
  • Primera Emisora con licencia oficial: Radio Miramar.
  • Primera emisora del interior: La Voz del Interior, Aguadulce, provincia de Coclé.
  • Emisora más antigua del interior: Radio Provincias.
  • Locutor más antiguo: Manolo Castillo.
  • Primeros técnicos de radio: Fernando Jolly, Enrique Paniza, Félix Álvarez y Emérito Núñez.
  • Primera estación de televisión: Canal 8 de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos (SCN).
  • Primera estación panameña de televisión en prueba: HOA-TV Canal 2.
  • Primera estación panameña de televisión: RPC Televisión Canal 4.
  • Primer director panameño de televisión: Lorenzo Sánchez Galán (Canal 4).
  • Primer acordeonista en actuar en televisión: Ceferino Nieto (Canal 4).
  • Primera cantante típica en actuar en televisión: Claudina Barahona (Canal 4).
  • Primer programa típico en televisión: “Allá ‘onde uno”, de Compa Chelo, Pedro Tuco y Clotilde Álvarez (Canal 4).
  • Primer cantadera que se transmitió por radio: Antonio Díaz y Rodrigo Rodríguez por HOQ.
  • Primeros locutores panameños en la ONU: Tano Chacón y Lorenzo Sánchez Galán.
  • Primer narrador del viaje a la luna: Ramón Levy, por La Voz de América.
  • Primer programa típico panameño: Sancocho Panameño en La Voz del Pueblo.
  • Primer animador típico en emisoras: Leónidas Retally.
  • Primer animador típico en baile: Demetrio Romero Wong, quien es también el decano de los narradores deportivos panameños.
  • Primera transmisión de desfile patriótico: Gonzalo Tuñón Díaz.
  • Primera organización de comunicadores: Club Ondas.
  • Primer congreso de locutores: en Chitré, presidido por Guillermo Rodolfo Valdés.
  • Primera emisora deportiva: Onda Popular.
  • Primer cuadro escénico: Radio Teatro Estrella de Panamá.
  • Primer programa radial infantil: Tía Licha por Radio Independiente.
  • Primer programa de aficionados: Cazando Estrellas por Víctor Julio en la Voz de Panamá.
  • Primer sorteo de la Lotería Nacional: Víctor Julio por la Voz de Panamá.
  • Primer sorteo directo a Chiriquí: Alexis Cobos.
  • Primera concesión del canal UHF: Tevalcal, Telemetro Canal 23.
  • Primera estación en UHF: RTV Canal 21 de Carlos Iván Zúñiga hijo.
  • Primera transmisión Vía Satélite desde Panamá: Quinto Clásico Internacional del Caribe-1970.
  • Primera transmisión por televisión de un encuentro de boxeo: Canal 8 en la pelea de Isidro Martínez contra Ike Chesnut.
  • Primera novela en televisión: María Guadalupe (Canal 4)
  • Primera novela panameña en televisión: Los Árboles mueren de pie.
  • Primera cadena de radio y televisión conjunta: Inauguración del Puente de las Américas por Simón de la Rosa.
  • Primera estación de Onda Corta: HOX Radio centroamericana.

0/Comments = 0 Text / Comments not = 0 Text

Su opinión es importante, lo invitamos a compartir sus comentarios

Puede interesarte